14 marzo, 2017

Boyacá

Boyacá la tierra de nuestros ancestros los Muisqas, con sus montañas que parecen colchas de retazos en todos los verdes, cerros tutelares que cuidan lagos a 3200 metros sobre el nivel del mar; páramos donde nace el agua más pura, pueblos patrimonio que conservan en sus calles la historia de la colonización y la libertad, un pueblo que gira alrededor de las artesanías, puntos energéticos y mágicos, donde las estrellas son nuestro abrigo, fuentes de aguas termales y lo más valioso sus comunidades, su gente siempre dispuesta a una sonrisa, un sumerce y una ayuda; a solo dos horas de Bogotá llegaremos a este hermoso lugar para vivir un encuentro con la cultura, la naturaleza y las comunidades; en un viaje tranquilo, de conexión y reconciliación con la madre tierra, aquí tendremos mucho tiempo y lugares para meditar, conectarnos con nosotros mismos y recordar el balance entre los humanos y el planeta; descubriremos porqué la vida antes de la colonización era armoniosa y balanceada.

¡Bienvenidos a Boyacá la tierra del sumerce, la guaricha y el guache!!!!